Hoy os quiero hablar sobre los derechos de la mujer. A principios de este año me dio por hacer mi árbol genealógico. Siempre me ha interesado conocer la Historia en general, pero más aún la de mi Familia. Os aconsejo que lo hagáis es muy divertido y os llevaréis sorpresas…

Si entráis en esta página podéis pedir que os envíen por correo y de manera gratuita el certificado de nacimiento, matrimonio o defunción de vuestros antepasados. Ojo, sólo después de 1870 que es cuando comienzan los registros civiles en España. Antes habría que recurrir a registros parroquiales y eso es “harina de otro costal”…

¿A dónde quiero llegar? Revisando los certificado de mis abuelas y bisabuelas encuentro datos que hacen que me frote los ojos. Por no llorar, claro. Mis abuelas no tenían domicilio, era el de su marido y en ocupación reza textualmente que ella hacían “tareas propias de su sexo”. ¿Y eso cómo se come?. Supongo que en su día se entendía a simple vista pero hoy es una aberración. ¿Hay tareas propias de un sexo determinado? Eso llevaría a tareas propias de una raza, una religión, etc…¡Qué miedo!

En definitiva hoy quiero darle las gracias a aquellas mujeres que en los albores del siglo XX decidieron luchar por los derechos de la mujer.

Discurso Clara Campoamor

Discurso Clara Campoamor

Por desgracia a veces el feminismo se malinterpreta no sólo por quienes están fuera del movimiento sino también, por quién está dentro. Y es que , históricamente , fue un movimiento que reclamaba el derecho de voto, el que las mujeres tuvieran acceso a la educación pudieran trabajar fuera del hogar y , en definitiva, tuvieran las mismas oportunidades , es decir, derechos y debes que los hombres. ¿Os imagináis que no pudierais salir del país sin una autorización de vuestro padre o vuestro marido?¿ O abrir una cuenta bancaria si no lo autorizaban ellos? ¿Y si no estabas casada? . Pues eso ocurrió en España hasta 1975, es decir, nuestras madres lo vivieron. Así que el voto es la reclamación natural de un derecho pero conlleva el grito de siglos de desigualdad en todos los terrenos.

Llegados a este extremo creo que el DO IT YOURSELF tiene en este post más sentido que nunca . Y es que si queremos los mismos derechos tenemos que tener los mismos deberes. Trabajar fuera de casa significa independencia, solvencia e identidad fiscal y jurídica por lo lleva aparejados deberes también. Hay que desterrar la experesión” eso es cosa de hombres” y, creo que también la de que “algo es cosas de mujeres” .

Creo que hay que agradecer a aquellas que lucharon para que nosotras tengamos la vida que llevamos ahora y recordar que no siempre fue así. Creo que hay solidarizarse con la idea de la igualdad pero para eso es necesario asumir que tenemos que hacer cosas por nosotras mismas sin ayuda porque además, seguramente, si lo piensas…no te hará falta

Los derechos de la mujer
5 (100%) 2 votes

Ruth Ocaña
Ruth Ocaña
Licenciada en Periodismo e Historia. Enamorada de la vida, de su pareja y sus amigos, compagina su interés por el cine con el análisis de la moda a nivel cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 8 =