Cuando en esta segunda edición del concurso “Shopping Queen” me pidieron que defendiera un look basado en el estilo “ sporty chic ”; pensé que sería mi oportunidad para reconciliarme con el chándal y las zapatillas de deporte para siempre. Y para ello, os pongo en antecedentes.

Cuando estudiaba en el colegio, sólo había dos días  en los que me levantaba cabreada y sin ganas de ir. Eran esos días en los que teníamos clase de Educación Física. El chándal de mi colegio era horrible y el profesorado deportivo nunca supo ni cuidar ni motivar a una chica gordita.

Si me hubieran dejado una cerilla; hubiera quemado el chándal y todos sus complementos. No me gustaba el deporte porque hacíamos tonterías, sin embargo estaba apuntada a flamenco y ballet por las tardes; y me gustaba ir. ¿Cuál era el problema? Pues que la gimnasia deportiva: potro, correr, volteretas y todo eso, ni me gustaba ni se me daba bien.

Después llegué al instituto, y le pedí a mi madre que me comprara como mucho dos sudaderas y dos pantalones de chándal  para remudar y hacerme varias combinaciones, pero nada más. Los chándals eran horribles y mientras tanto, yo seguía odiando el deporte… excepto los partidillos de baloncesto, vóley etc que jugaba con los chicos de mi clase. La gimnasia deportiva seguía sin gustarme y prefería gastarme el dinero en ropa para salir que en algo que me aportaba cero.

Al llegar a la universidad y librarme definitivamente del chándal decidí pasar del deporte automáticamente y sin ninguna pena. Así es que por esa época no tuve ni un chándal. Seguían siendo horribles, por cierto. Pero cuando empecé la beca, decidí apuntarme a aerobic para desestresar… y el mundo “ sporty ” empezó a resurgir. De pronto se podía ir al gimnasio con mallas de colores y bonitos estampados como las que usábamos para ballet o gimnasia rítmica. Y me empezó a gustar ir al gimnasio y comprarme conjuntos “molones” para hacer deporte… Era una motivación…

Así hasta hoy. Por fin me reconcilié con el deporte pero no del con la moda deportiva: las mallas nunca las usaría para salir… y deportivas con falda…. ni de broma.

Y de pronto, nos encontramos con el estilo “ sporty ”; reto en el concurso “ Shopping Queen ”, y me doy cuenta de que todo vale: que hay moda deportiva  que si te la combinas de la forma adecuada, puedes ir guapa y elegante a tomar unas cañas.

Así es que podemos decir que desde el sábado estoy totalmente reconciliada con el deporte; aunque me quedaba la parte de aceptar introducir determinados elementos deportivos al  día a día, como por ejemplo las zapatillas deportivas.

Supongo que antes o no estaría preparada; o no lo veía. Pero rectificar es de sabios y yo soy de las que se reciclan y reinventan. Si lo han hecho los grandes diseñadores… ¿por qué no lo voy a hacer yo también?

Para que os situéis, el estilo “Sporty Chic” surge cuando marcas como Adidas o Nike empezaron a meter tendencias de la calle o la ropa normal, en su ropa  que solo era deportiva y para hacer deporte. Nike se quedó con la moda más deportiva utilizando tejidos inteligentes y Adidas la reinventa para utilizarla con estilo de vida en hip-hopperos como Missy Elliot, Adidas Original para los poppys e indies; la colección de Stella McCartney para las más sofisticadas y la colección más experimental, para los deportistas que confiaron en Yamamoto con la línea Y3 ( tres rayas Adidas)

Otros diseñadores como Jean Charles De Castelbajac,, diseñó prendas deportivas pero además rotuló ropa con frases en ellas. Por otro lado, Patou combinó jerséis con la moda deportiva, por ejemplo; la tenista Suzanne Lenglen fue su gran impulsora. Decidió adaptar los  pantalones de golf y de montar de estilo masculino, a los atuendos del esquí femeninos durante los años 20.

Os estareís preguntando y si el Sporty se lleva y es fácil de combinar…

¿Qué zapatillas me pongo? ¿Cuántos estilos hay?

“Slip on” con plataforma y estampados diferentes. Con este calzado, puedes ponerte un vestido de punto fino.

“Zapatillas joya” es decir, que brillan: algunas por el brilli que se les pone y otras porque son doradas, plateadas, color rosa etc.

“Zapatillas monocolor” es decir que para el tono de calzado, se debería usar con la gama de color predominante en el modelo que lleves puesto, para crear armonía y potenciarlos a la hora de mezclarlos

“Plisadas / metalizadas” Se ponen cuando vamos de fiesta o con cualquier modelo. Las plateadas podemos llevarlas con pantalones pitillo ( leggings o similar) con una camisa roja y también le pega con los petos que son tendencia de primavera-verano

“Deportivas en bota” fusionan estilos con los print de las zapatillas y la firma Belstaff, tiene las más bonitas de toda la temporada, pero hay muchas más marcas. Si va a algún outlet es probable que las encuentres a buen precio

“Runners” No solo para el gimnasio o correr, sino también para salir a hacer la compra, tomarte un café con las amigas etc.

“De tela, terciopelo o con cierre de velcro etc” un ejemplo de las de tela, son las Converse y de las de cierre de velcro, las Adidas.

Con el estilo “sporty” podemos combinar este calzado con unas mallas o pantalones elásticos monocolor y una camiseta elegante para ir al gimnasio. A continuación, puedes añadir una cazadora de cuero, un chaleco vaquero o un blazer y un bolso.

Un ejemplo de modelos actuales que utilizan este estilo casi a diario son las hermanas Jenner, Taylor Swift, Gigi Hadid… etc  ¿Te atreves a llevarlo como ellas?

Estilo “Sporty chic” ¿Por qué no?
5 (100%) 4 votes

Gema Jaén
Gema Jaén
Licenciada en Derecho. Su experiencia en el estudio de la moda y continua formación en dicha área le ha llevado a poner en marcha su propia web Belleza y Percaleo, dirigiendo sus contenidos y proponiendo una visión propia de la actualidad.

4 Comments

  1. […] me siento muy identificada con los looks mas sport por mi ritmo de vida, y no creo que sea incompatible con ir guapa. ¿Vosotros que […]

  2. Fran dice:

    “Sporty Chic” forever

  3. Jose Jaén dice:

    Ya has superado dos eliminaciones, ¡a por la siguiente fase! Como diría el Cholo, “desfile a desfile”

  4. Alberto dice:

    Muy interesante el post, a seguir así!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 7 =